Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8 septiembre 2009

Venecia dejó a un lado el tema cinematográfico que caracteriza al popular festival para darle paso a la política como protagonista.

John Lasseter, Vimukthi Jayasundara y Steven Soderbergh debían de haber sido los protagonistas del día en la Mostra, pero pasaron a un segundo plano en cuanto se empezó a levantar el circo de los hermanos Gasca. Por un lado, Michael Moore con Capitalism: a love story, documental donde el director saca a la luz las miserias de la primera potencia económica mundial y hace mucho dinero a cuenta de ello. Por otro lado, la presencia del mandatario Hugo Chávez, que desde muy temprano estaba turisteando por allí para la presentación de la película de Oliver Stone,  Al sur de la frontera, que habla de él como si fuera la Madre Teresa de Calcuta.

Son pura minucia los talentos de los personajes mencionados al principio de este texto comparadas con las del gran líder venezolano, que según Stone, no se le puede llamar ni dictador ni autócrata, porque ya demuestra en su documental que eso es producto de la imaginación del imperio Yanqui. Stone tiene años cazando un titular político controversial que lo regrese a la primera plana, sus documentales sobre el líder de la revolución cubana no pudieron pasar más desapercibidos, pasó meses tratando de cazar el operativo de “rescate” de los rehenes en manos de las FARC de los cuales no tenía la menor idea de que consistía el intercambio ni el conflicto que vive la zona, el solo quería filmar un rescate propiciado por su amigo Chávez. Stone se atreve a decir que “Chávez ha mejorado las condiciones de los pobres”, afirmación que no pongo en duda, gracias a su héroe latinoamericano, Sr. Stone, Venezuela tiene la inflación más alta de América Latina, Caracas es la segunda ciudad más peligrosa del mundo  y la canasta básica esta por el orden de 4,000 Bs F. ($1,860).  Si el mundo tuviese miles de Chávez, como usted dice, seguramente todos viviríamos en las mismas condiciones, sin pobreza, ya que más bajo no se puede caer y no hay peores índices con que compararse, todo viviríamos iguales, de eso no hay duda, inmundos en la ignorancia y miseria.

Para los que realmente les interesa el verdadero cine, el momento álgido de la jornada tuvo nombre y apellido propio: John Lasseter.  De manos de George Lucas, el Festival de Venecia otorgó al jefe de la Pixar un más que merecido León de Oro a toda una carrera. Lasseter incitó a los otros súper talentos de su equipo a que subieran al escenario para compartir el premio con él. Así se reunieron Brad Bird, Lee Unkrich, Andrew Stanton y Pete Docter. Ahora sí,  todo el mundo de pie para la ovación de quien realmente lo merece.

Read Full Post »