Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Banda Sonora’ Category

Puntuación: 4 de 5

Alberto Iglesias vuelve a ser el elegido para darle vida musical a la más reciente producción de Pedro Almodóvar, en esta ocasión una historia que en su sonido tiene mucho de homenaje al cine negro.

De entrada, con los “títulos de crédito”, se produce una declaración de intenciones que se irá confirmando a lo largo del film, y es que pareciera que la música no participa para definir y depurar las emociones de los personajes, sino precisamente para lo opuesto, multiplicando así una sensación de incerteza y misterio que amplía considerablemente la profundidad de la película. La ausencia de un tema principal reconocible contribuye a esa indefinición tan bien trabajada.

Esta banda sonora opera sobre dos niveles: por una parte, aquellas piezas destinadas al suspenso y lo misterioso; por otra, la dedicada a lo emocional. Me parece que hay una inclinación hacia las primeras que puede hacer un poco pesada la experiencia. En la parte emocional, la excelente melodía principal “Tema de Amor Ciego”, viene impregnada de sensación a lamento y la amenaza del desastre es lo que en sus notas, me parece, pretende transmitir Iglesias y es donde más se destaca.

La partitura se desenvuelve como un personaje más en la trama, alguien que tiene su propia historia dentro de la película, sin embargo, la protagonista de este álbum es sin dudas “Final a ciegas”. Colocada a la mitad, quien sabe porqué motivo, es la guinda del pastel, la tonada que te dice que valió la pena haberle dedicado tiempo a esta producción.

Los Abrazos Rotos es una banda sonora más de atmosfera que de melodías memorables, sin embargo, es una compilación que está al nivel del compositor y es un poco más variada de lo que acostumbramos a escuchar de Iglesias, la inclusión de temas encantadores como “Can” y “Werewolf” así lo demuestran.

Read Full Post »

Puntuación: 3.5 de 5

Puntuación: 3.5 de 5

Christopher Young es uno de los indiscutibles maestros del terror, responsable de los macabros sonidos de Hellraiser y The Grudge. A Young se le acredita no sólo por ser uno de los pocos compositores de calidad que mejor aguanta las embestidas de la moda y los caprichos de las grandes producciones, sino que se convierte en uno de los escasos compositores americanos surgidos a mediados de los ochenta que todavía se mantienen en un nivel artístico.

Así pues, en The Uninvited Young construye una partitura seria y notablemente esforzada por momentos, que por otro lado bordea a ratos el cliché de lo previsible.

El tema principal nos da la primera probada y es una bomba. Fuertemente emotivo pero al mismo tiempo misterioso e inquietante. Parte de un tema central con una inconfundible y suave cadencia rítmica con resonancias de vals que sirve de base a una melodía coral femenina sencilla, arropada por oscuras cuerdas que retomarán la motivación más adelante.

En el segundo tema, Twice told tales,  la cosa se pone más “creepy” cuerdas más bajas e intensas se imponen a la ya tensa melodía construyendo un nuevo tema cuasi romántico que volverá a aparecer en Pairs in Love.

Young nos regala tintes de tragedia en la corta Glass Act y momentos de gran tensión emocional con Terror on the Water y What Have You Done?

En Cry of Love, una excelente mezcla de diálogos corales con la acción es el retrato perfecto de la sutileza de este compositor.

Working Dreams es el clásico Christopher Young y por el que vale la pena darle una oportunidad a la banda sonora. The Sreaming Bell es para poner los pelos de punta, lástima que la película no esté a la altura. Aprovecho de aclarar, no la he visto porque sencillamente no merece la pena siendo la original tan buena (A Tale of Two Sisters), no necesitaba un remake born in the USA.

En conclusión, se le agradece al Sr. Young que siga produciendo buena música y llevando la batuta en el género pero ya comienza a verse la costura del compositor y las invitaciones al cliché se hacen cada vez más difíciles de ocultar. No es una gran partitura pero tiene sus nobles momentos.

Read Full Post »

Puntuación: 3 de 5

Puntuación: 3 de 5

El veterano responsable de la música de la saga de Metal Gear ha decidido meterse en el mundo de los mutantes esta vez. Con un opening a la altura, Gregson-Williams abre los caminos de Wolverine con un enfático y poderoso intro.

A medida que avanza el intenso score se puede denotar, en algunas de sus disonancias, un poco de tristeza, usada para los momentos “emotivos” de la cinta, supongo relacionada a los orígenes de Logan.

El paso de la música es firme y con una entonación cargada de seriedad, a veces tiene un aire a banda sonora de agente secreto a lo Bourne o Bond.

Ciertos toques sentimentales son mostrados en Kayla pero antes unos beats pegajosos e interesantes aparecen en Wade goes to work.

El score compuesto por Harry parece querer alcanzar una escala operática con toques de humanidad y sutileza, pero por lo visto no son suficientes. El score va in crescendo en ímpetu y ritmo, si bien no me hace dudar de la agilidad e intensidad del film pareciera no haber espacio para el desarrollo de personajes ni carácter de nadie.

La partitura es muscular, fuerte pero carece de alma en muchas partes, en realidad lo que temo es que sea un reflejo casi perfecto de una poco interesante película.

X-Men Origins: Wolverine tiene sus buenos momentos como el opening Logan through time, Agent Zero comes for Logan y Logan meets Gambit, con melodías desafiantes y cambios volátiles.

En su suma total, es una banda sonora funcional, nada impresionante ni para quedarse con ella, he oído mejores piezas de parte del Sr. Gregson-Williams.

Read Full Post »