Feeds:
Entradas
Comentarios

Los mejores discos de 2011

Hace tiempo que se terminó 2011 pero al menos nos dejó buena música para celebrarlo. A continuación, sin un orden particular, los mejores discos del año pasado y que por su calidad perderán el estigma de su de año lanzamiento y pasaran a formar parte de un por siempre en nuestros playlists:

1. Opeth “Heritage” (Progressive Rock)

Ámalo u ódialo, “Heritage” tiene una concepción estelar, su ejecución es brillante y es una joya de álbum, sobre todo en esta época donde a la gente no le gustan los cambios ni que cuestionen sus etiquetas musicales. “Heritage” necesita tiempo para procesarlo, con cada visita el disco crece un poco más; sus complejidades se van haciendo más amistosas con cada escucha. El décimo disco de Opeth es atrevido (al fin se quitaron la voz de perro con bronquitis), melancólico y hermoso, cálido y sincero como solo los discos análogos lo saben hacer, una exquisita mezcla de sonido y peso de los 70’s con cambios e ideas novedosas tomadas de otros géneros. Metaleros abstenerse, abran paso a la evolución.

Dirigido por Phil Mucci “The Devil’s Orchad”:

2. The Kills “Blood Pressures” (Indie Rock, Garage Rock)

Otro disco que rompió las etiquetas. Desde el minimalismo y el más básico de los sentimientos nace “Blood Pressures”. The Kills cambia la bolsita de trucos una vez más, en esta ocasión se lucieron con creces. El disco respira mejor que sus producciones anteriores, más atrevidos se desprenden un poco del fantasma de Nick Cave. “Blood Pressures” retrocede para agarrar impulso hacia un territorio más poderoso, que se inclina en el ruido y la distorsión, dejando caer la mayor parte del golpee con sutileza. No puede faltar en tu colección, vaya o en tu iPod.

Dirigido por Samatha Morton “The Last Goodbye”:

3. The Black Keys “El Camino” (Indie Rock, Garage Rock)

¿De verdad tengo que explicar porqué este disco está en la lista? Es irresistible, clásico Rock N’ Roll con un poco de todo y más, es ZZ Top en esteroides imitando a Elvis con ritmos Glam y Madonna mezclando. Más rápido, efusivo y pegajoso que su producción anterior “Brothers” los Black Keys están aquí para rockear y no perder el tiempo.

En una sola toma hecha por la banda, el hilarante video de “Lonely Boy”:

4. Tom Waits “Bad As Me” (Rock, Experimental)

Siete años para tener otro disco de Tom Waits es mucho, demasiado diría yo, pero la espera lo valió. “Bad as Me” suena como el disco más variado de Waits, todas sus etiquetas vocales se lucen, su paleta de colores se expande y como un buen boxeador, sus ganchos fuertes son demoledores. Este disco me hace sentir increíblemente joven y al mismo tiempo, un anciano que ha recorrido demasiado camino. Que quede claro, nadie escribe mejores letras que Tom Waits.

Dirigido por Jesse Dylan, si, el hijo del ícono que tienen en mente. “Satisfied”:

5. PJ Harvey “Let England Shake” (Indie Rock, Experimental Rock)

Después de John Lennon no existe nadie tan original como PJ Harvey. Por ahí leí que sobre el tema de la guerra, a Francis Ford Coppola se le puede atribuir tener la película, a Hemingway la novela y a PJ Harvey el disco. Poderoso, lleno de furia y pasión, “Let England Shake” se desangra en una obra extraordinaria. Así como la guerra misma, este disco tiene varias capas, un retrato honesto de la visión de una artista en todo el sentido de la palabra. Ganador del Mercury Prize de 2011, “Let England Shake” es una experiencia que no se puede pasar por alto, ni por ancho, es un muro remarcable y que luce encantador en la colección musical de cualquiera.

Dirigido por Seamus Murphy “The Words That Maketh Murder”:

6. Mastodon “The Hunter” (Progressive Metal, Sludge Metal)

Mastodon nunca llamó mi atención lo suficiente, sino hasta ahora. Realmente se siente una progresión en el grupo, su concepto y esencia parecen haber alcanzado el punto que buscaban y merecen, cualquier barrera que enfrentaban fue superada en “The Hunter”. En su nuevo disco, Mastodon toman lo mejor de sus producciones anteriores para crear algo familiar pero al mismo tiempo nuevo, renovado, hasta inesperado. Esta colección de temas trae un sonido más accesible y pegajoso como en “Curl of the Burl”. ¿No te gusta el Metal? Prueba Mastodon.

Dirigido por Tim Biskup “Dry Bone Valley”:

7. Machine Head “Unto the Locust” (Metal, Thrash Metal)

Justo cuando pensabas que no podías escuchar nada mejor que “The Blackening” Machine Head nos prueba que estábamos equivocados. Que este sea el álbum más exitoso de la banda, comercialmente hablando, tiene una razón ser, y es sencilla, es demasiado bueno. Dinámico, en otro nivel de composición y ejecución, Machine Head botó la casa por la ventana. Las clases de canto que tomó Rob Flynn valieron cada centavo y Dave McClain no se va a quedar quieto hasta que lo declaren el mejor baterista del universo (por encima de Neil Peart). A pesar de ser un disco complejo y extenso en la duración de cada tema, el álbum es memorable, desde las armonías a los ganchos poco convencionales, no hay desperdicio en “Unto The Locust”.

Dirigido por Mike Sloat “Locust”:

8. Anthrax “Worship Music” (Metal, Thrash Metal)

Una bomba de tiempo a la que le llegó su último click. Ocho años calentándose en la estufa parecían que iban a dañar el caldo pero contra todo pronóstico el resultado fue abrumador. ¿La actitud con sonido más relevante del género? Probablemente es lo más importante que demuestra “Worship Music”. Scott Ian y compañía lograron la mezcla perfecta de lo rescatable de los 80’s con la energía y el sonido de los 2000’s. Belladonna cumplió y superó cualquier expectativa a cuanto a sus capacidades vocales dejándonos con anhelo de más. El futuro suena prometedor de la mano de Anthrax.

En vivo en el Show de Jimmy Fallon “The Devil You Know”:

9. St. Vincent “Strange Mercy” (Indie Pop, Art Rock)

Goldfrapp en diferentes ácidos. Genuino es una de las mejores cualidades de este disco. Complejo e invasivo, “Strange Mercy” es mucho más de lo que aparenta, elegante e histérico de a momentos para redefinir unos cuantos patrones musicales. Esta producción prueba que para hacer buen Pop, interesante y melodioso, no tienes que venderte a la superficialidad, sombreros extravagantes, trajes de carne ni hacer letras ridículas. Aun así, parece que el mejor disco de St. Vincent está por llegar.

Dirigido por Terry Timely “Cruel”:

10. Foo Fighters “ Wasting Light” (Alternative Rock, Hard Rock)

Este parece ser el disco más inspirado de la banda, humilde y sencillo no hay como darle la espalda. Aquí nadie está pensando en reinventar la rueda, pero sí que funcione bien. “Wasting Light” es un disco de Rock musculoso, pegajoso y memorable en gran parte.

Dirigido por Wayne Isham “These Days”:


Mucho se podría debatir sobre las mejores ofertas cinematográficas que nos dejó el 2010 y eso es bueno, se acepta el debate. Vale destacar que aun no he visto Confessions, Animal Kingdom, Fish Tank y Somewhere, pues tengo que sacar la lista ahora o nunca y trabajar para comer, y que puedo decir, soy un pelotudo como los miembros de la Academia.

Por orden alfabético:

1. Black Swan (Darren Aronofsky)

Es imposible evitar ahogarse en la neurosis de Nina y no padecer cada uno de los incómodos cambios de su inestabilidad mental. Aronofsky logra dar mucho con muy poco, a lo grande como Hitchcock o Kubrick. Una metamorfosis desgarradora como pocas.

Trailer:

2. Blue Valentine (Derek Cianfrance)

Blue Valentine es una experiencia devastadora, difícil de resistir y admitir pues ese sujeto de estudio que está en la pantalla eres tú, y todo aquel que se ha enamorado, ha ganado y fracasado. A veces vamos al cine a escapar, otras, a enfrentar realidades.

Trailer:

3. Inception (Christopher Nolan)

Un thriller intelectual, adictivo y con clase, una alternativa de entretenimiento comercial pero con algo de sustento ¡venga que hacía falta! Inception es una idea simple que no vale la pena explicar, el film habla por sí solo, no van a conseguir una versión de bolsillo con comentarios para el examen del colegio, sino está a su altura o paciencia vean Transformers.

Trailer:

4. I Saw the Devil (Jee-Woon Kim)

La moral es un sentimiento muy moldeable. Viciosa, depravada y sin compromisos, I Saw the Devil es una experiencia visceral de lujo. Woon Kim nos trae el formato de la venganza reconfigurado, otro nivel de retribución no apto para espectadores de corazón débil.

Trailer:

5. Jack Goes Boating (Philip Seymour Hoffman)

Hoffman le da al clavo cuando se trata de gente ordinaria con problemas comunes, sus alegrías y tristezas. Todos estamos emocionalmente jodidos, que no lo quieran admitir es otra cosa. Dolorosamente honesta y finalmente dulce.

Trailer:

6. Mother (Bong Joon-ho)

No hay amor como el de una madre, incluso en los más retorcidos caminos de la vida. Madeo es un laberinto anti fórmulas, un misterio atípico con un desenlace incierto. Un film para gente adulta, en el buen sentido de la madurez.

Trailer:

7. Rabbit Hole (John Cameron Mitchell)

Un relato vívido y honesto de una pareja buscando lo posible de una situación imposible. Rabbit Hole es una expereciencia catártica, profunda y compleja que desafía la objetividad. Kidman y Eckhart se lucen.

Trailer:

8. The King’s Speech (Tom Hooper)

Una Guerra personal con la que todos padecimos. Sobria, eficiente, entretenida y conmovedora, una historia poco convencional e irresistible.

Trailer:

9. True Grit (Ethan Coen, Joel Coen)

¿Qué se puede decir de los Coen que no se haya dicho? True Grit es una película impecable que sobrepasa al género. Impoluta referencia a los films de John Ford y una fotografía de lujo.

Trailer:

10. You Don’t Know Jack (Barry Levinson)

Es difícil que una película toque tan de cerca un tema sin parecer que tiene una posición terca y un punto de vista inamovible, pero este fin realmente complica la subjetividad. Tiene que ser realmente muy difícil para el espectador arremeter contra los argumentos del Dr. Kervokian o al menos no sentirse perturbado por el tema lo que la hace una opción imperdible. Obviamente Pacino y el resto del casting, fantásticos.

Trailer:

Mención Honorífica

1. The Social Network (David Fincher)

Una exposición relevante sobre los cambios en la comunicación y la socialización a través de los ojos de una persona que construyó un imperio en torno a la imposibilidad de transmitirle a la gente sus sentimientos. Una película para una generación. Fincher, Sorkin, Baxter & Wall, impecables.

Trailer:

2. Rare Exports (Jalmari Helander)

Horror, mitología y humor negro le dan un vuelco a las navidades y a la imagen de Santa Claus que conocemos. Una B- Movie llevada a otro nivel.

Trailer:

3. L’ Illusioniste (Sylvain Chomet)

Animación “old school”, sin 3D, gracias. Encantadora y al mismo tiempo deprimente, una historia de amor y pérdida con un dulce toque de fantasía en la impecable ejecución y que te deja un sabor de boca melancólico.

Trailer:

4. The Chaser (Hong-jin Na)

Otra joya coreana. Técnicamente el film es de 2008 pero el resto del mundo le empezó a descubrir a principios de 2010. Mi reseña: https://calzafive.wordpress.com/2010/11/16/the-chaser/

Trailer:

Lo peor

Para regocijo de mi ser, esta lista es muy corta. Las campeonas innegables, como Sex and the City 2, The Last Airbender, Yogi Bear, Jonah Hex, Gulliver’s travel, no las vi.

1. The Green Hornet
2. Despicable Me
3. The Bounty Hunter

¿A qué hora se acaba esto?

Hay que admitirlo, este año fue el peor show en la entrega del galardón dorado, pero ¿qué fue lo que pasó?

He aquí las razones del espectáculo más sonso del año:

1.- Pésimo guión con chistes predecibles
No se le puede culpar a Franco que tuviese una actitud de desinterés total con semejantes líneas para comentar. Los chistes de borracho, haciendo alusión a Charlie Sheen, el lesbianismo de Black Swan, Winter’s Bone el cual ni siquiera vale la pena explicar, y así. La química nunca apareció entre Franco y Hathaway lo que condujo a una tortura de tres horas y media.

2.- Un año flojo de buenas películas
Está bien, si hubo buenos films en el año, pero no los suficientes, por lo que las nominaciones de relleno se hicieron sentir. Tener que estarle recordando a la audiencia los momentos dorados de Hollywood no fue de gratis, tenían que borrarle de sus mentes el hecho de que “The Wolfman” se acababa de ganar un Oscar, ni “Gone with the Wind” pudo tapar tal desfachatez.

Pretendamos que nunca ocurrió

3.- Pésima producción
¿Cómo es posible que Kirk Douglas haya sido el “highlight” de la noche? Todos pensaron que el anciano actor había salvado el show, pero estaban muy equivocados, bastara que se terminara su intervención para que volviéramos a la triste realidad. El premio a Lifetime Achievement fue un desastre, nunca entendí que estaba pasando, ¿para qué se armo la presentación de tal manera, para qué están buscando ganar tiempo? Ah sí, para el “auto-tune musical number”

HELP!


4.- El montaje musical
Si pensara en alguna fórmula apocalíptica para terminar con la sensatez y buen gusto de la gente a través de la música jamás se me habría ocurrido algo tan terrible como lo acontecido esa noche. Gwyneth Patrol admitió tener una semana sin dormir, te creemos Gwyneth y no, el talento vocal no corre en tu familia. Hathaway es una excelente actriz de muchas habilidades, pero su número musical no lo demostró así. Cuando todo parecía que no podía empeorar, aparece Celine Dion… “Smile” nunca había sonado tan mal, y en cuanto a el final con “Somewhere over the Rainbow” no puedo decir nada, ya mi tv estaba apagada. ¿Qué rayos fue el montaje con el auto tunning? Nadie sabe.

Quizás la Academia debería aprender de esta oportunidad, que los Oscar no solo son una ceremonia de premiación sino un show televisivo, por lo tanto tiene que ser entretenido.

Si hay algo seguro es que si no se muestran cambios radicales nadie en su sano juicio dirá en 2012 “Hey, esta noche hay que ver los Oscar”

Los mejores de 2010

Otro año que se va, pero que buena música nos dejó, una corta pero concisa retrospectiva musical de lo mejor del año para este humilde servidor, sin orden particular:

1. Deftones – Diamond Eyes (Alternative Metal)

Lo mejor de la banda en años. Como los misterios de la noche que evoca el disco, no es para todo el mundo. Diamond Eyes está cargado de secretismos y evocaciones sexuales. Mezclar sensualidad con una eufonía pesada nunca había sonado tan bien. Impecable producción.

“You’ve Seen the Butcher”

2. The Dead Weather – Sea of Cowards (Garage Rock, Blues)

Un blues con mala intención, agresivo, desquiciado y sexy. Mejorar Horehound parecía imposible, bueno, no lo fue.

“Die by the Drop”

3. The Black Keys – Brothers (Garage Rock)

Pop-Funk- Garage Rock. Si, suena tan bien como se lee. Explosión de géneros en su máxima expresión, muy pegajoso.

“Next Girl”

4. Dimmu Borgir – Abrahadabra (Symphonic Black Metal)

Once meses de producción, dos orquestas, más de cien músicos en una gran pieza que adapta el trabajo de Aleister Crowley (El Libro de la Ley) en 10 canciones. Si, épico es la palabra que estás buscando.

“Gateways”

5. Anathema – We’re Here Because we’re Here (Alternative Rock, Progressive Rock)

Mezclado por Steven Wilson. Conmovedor, humano y con mucha clase. La elegancia y el sentimiento tienen un sonido.

“Dreaming Light”

6. Sleigh Bells – Treats (Noise Pop, Dance Punk)

Los 80’s inyectados con una descarga de distorsión excesiva. Ridículamente divertido, irreverente, simplemente fantástico.

“Infinite Guitars”

7. Jamaica – No problem (Electronic, Rock, Pop)

Daft Punk tocando Rock. Es un poco unidimensional, pero muy entretenido.

“Short and Entertaining”

8. Mike Patton – Mondo Cane (Italian Popular Music)

Versiones de temas populares de los años 50 y 60 de la música italiana, interpretados por Patton y una orquesta de 65 músicos. Fascinante, una vez que empieza no lo puedes quitar. La mejor manera de aprender italiano.

“Ore D’ Amore”

9. Elton John & Leon Rusell – The Union (Rock, Country, R&B)

Como si no fuese suficiente con los titanes que encabezan el título del disco, Brian Wilson (The Beach Boys) y Neil Young se dan el lujo de colarse en el mismo. Un disco que nació para ser bueno y que no necesita mayores comentarios.

The Union (Making Of)

10. Jeff Beck – Emotion & Commotion (Blues Rock, Jazz Fusion, Progressive Rock)

El guitarrista que definió el Rock Blues británico de los 60 no pierde ni una pizca de relevancia. Un álbum lleno de sabores, romántico, sexy, intenso y emotivo.

“Nessun Dorma”

11. Massive Attack – Heligoland (Electronic, Trip Hop)

El álbum más consistente del grupo. La riqueza sonora que los caracteriza invade la piel, te seduce y domina. Siete años de espera por Massive Attack lo valen, es bueno recordar quienes mandan en este negocio.

“Atlas Air”

12. Overkill – Ironbound (Thrash Metal)

El producto de años de perseverancia, sinceridad y de actitud “in your face”. Ironbound no tiene la intención de hacerle perder el tiempo a nadie. Punk, Thrashi y pegajoso, puedes botar todos tus demás discos con distorsión.

“Bring Me the Night”

13. Pain of Salvation – Road Salt One Pt.1 (Progressive Rock)

Este disco fue grabado en los 70 y traido de vuelta en el De Lorean. Maravilloso, esta no es la misma banda de antes, se reiventaron. Blues, Soul, Rock honesto y análogo, un álbum muy ecléctico para querer enfrascarlo, ningun tema se repite en el mismo estilo y a su vez forman un disco conceptual. Simplemente no tiene etiquetas, y en realidad, la buena música no lleva etiquetas. En mi Top 3 del año.

“Linoleum”

Lo Peor de 2010

Christina Aguilera – Bionic
Una portada muy oportuna ¿Anatomía reemplazada por piezas mecánicas? No hay mejor manera de definir este disco. Sonso, frio, automático, un triste “esfuerzo” por copiar a Lady Gaga. Los títulos de la canciones hablan por sí solos “Sex For Breakfast,” “Woohoo” y “I Hate Boys.”

Vampire Weekend – Contra
¿Qué le pasa a la gente con este grupo? Otra bandita sobrevaluada que vende con la desgastada etiqueta de “indie”. “New textures, instrumentation, and rhythms,” cita Amazon en su editorial, pues será nuevo para ellos porque para el resto de la humanidad es más de lo mismo. Mediocre es el mejor calificativo que puede llegar a tener.

The Black Eyed Peas – The Beginning
¿Hasta cuando?

The Chaser

Puntuación: 5 de 5

La premisa fue suficiente para atraerme: un ex policía, ahora proxeneta, alguien que no consideraríamos una buena persona, está molesto porque cree que uno de sus clientes ha estado secuestrando a sus chicas para venderlas. Cuando la cuarta o quinta prostituta desaparece decide que ya es suficiente y es momento de ponerle un parado al asunto. Lo que no sabe nuestro protagonista es que su cliente es un sádico asesino.

The Chaser se estrenó en Corea del Sur a principios de 2008, resultando un bombazo de taquilla inmediato con más de cinco millones de espectadores, sólo superado por la también coreana y excelente The Good, The Bad, The Weird.

El film es el primer largometraje que ha escrito y dirigido Na Hong-jin pero no escatima en calidad y suspenso. La historia es un ejemplo perfecto de narrativa y manipulación de la audiencia. Hong-jin le da al público exactamente lo que necesita, no más, no menos.

Otra de las fortalezas de la película es la definición de los personajes. Realizada a través de sus acciones presentes, sin flashbacks ni exceso de diálogos es muy buena y logra que el espectador se involucre en el film a pesar de que sus dos protagonistas no sean precisamente gente muy agradable.

El perfil del psicópata es probablemente de los mejores que se han llevado a la pantalla. La película evita cuidadosamente darle ningún tipo de motivación ni excusa, mostrando sólo su comportamiento indiferente y la violencia escalofriante que les dedica a sus víctimas para evitar cualquier tipo de simpatía del espectador. Esto también refuerza el perfil del asesino, en la vida real a los asesinos en serie no les pegaban de niño, ni pasaron hambre o los violaron, es simplemente la ausencia de una noción del bien o el mal, personas como cualquier otra que tienen una participación casi cirúrgica en el entorno social.

El nivel de realismo y sinceridad en The Chaser se agradece. No hay carros explotando, grandes coreografías ni superhombres. Cuando los actores corren, están corriendo. La tomas están editadas tal cual como se ve, no hay trucos desconcertantes ni “copy paste” en su ejecución. La policía es de lo más común y regular, a pesar de la inclinación del director por mostrar su ineficiencia, no hay nada fuera de proporción en su participación. Las peleas son al estilo Oldboy, torpes, accidentadas y salvajes o simplemente callejeras, nadie hace demostraciones Kung Fu.

Técnicamente la película es muy buena, la banda sonora, muy discreta, cumple a la perfección con el propósito de acompañar la narración. Los actores ofrecen sólidas interpretaciones, destacando especialmente Kim Yun-seok en su composición que llena de humanidad a un personaje que a priori no merece la atención ni el aprecio.

En definitiva The Chaser es una magnífica película, que cuenta con una sólida elaboración, además aporta el ritmo frenético y la intriga de los buenos thrillers, garantizando el entretenimiento.

Para variar, Warner Bros tiene los derechos para el remake. William Monahan (The Departed) se suponía, esperemos que haya desistido, estaba adaptando el guión con Leornado Di Caprio en mente para protagonizar como el ex policía.

El tráiler no le hace justicia pero ahí les va:

N.

Puntuación: 5 de 5

¿Qué pasa si el miedo padecido por victimas de TOC (Trastornos Obsesivos Compulsivos) es realmente una medida para proteger al mundo?

Dibujado por Alex Maleev (Daredevil, Heroes), coloreado por el español José Villarubia (X-Factor), adaptado por Marc Guggenheim (Law & Order, CSI: Miami), y con Ben Shenkman (Pi, Requiem for a Dream) como narrador, llega la historia de N., basada en un relato corto que se encuentra dentro de la colección Just After Sunset de Stephen King.

Esta no es la primera vez que King experimenta con el formato de sus historias. Primero dividió The Green Mille en seis entregas; luego publicó la novela The Plant exclusivamente por Internet; y por último, la exitosa adaptación al cómic de su novela más larga, The Dark Tower.

De la mano de la editorial Marvel, Simon & Schuster Digital y CBS Mobile, King nos trae una mezcla de cómic, animación y un diseño que recuerda al utilizado en el film A Scanner Darkly. Las imágenes de N. se hacen en formato “pan and scan”: imágenes de cómic con la cámara en movimiento sobre ellos. Tiene música propia que le viene muy bien y voces en off, y están diseñadas para ser vistas en una pantalla pequeña. Lo puedes ver en la página Web, en el teléfono móvil o descargarla desde iTunes.

Durante 25 vídeos de casi 2 minutos de duración, N. nos cuenta la historia de John Bonsaint, un psiquiatra que recibe a un paciente muy particular, que parece sufrir ansiedad y obsesión por los campos de Ackerman.

Los campos de Ackerman son creación de King, y están ubicados en Maine ¿dónde más tratándose del autor en cuestión? En dichos campos, se encuentran unas piedras que evocan el misticismo de Stonehedge y que son las impulsoras de la historia.

Bonsaint comienza a tratar a su paciente, quien está obsesionado con el orden las cosas y los números. Este narra sus visitas a Ackerman, como sale convencido de haber visto algo, escuchado su nombre, e incluso, cree que ha adquirido una infección en el sitio y que la misma puede ser transmitida de persona a persona. Los acontecimientos narrados por el paciente destapan una caja de Pandora y Bonsaint se ve tentando por la intriga, el miedo compulsivo y es ahí cuando las cosas empiezan a salir de control.

Primer episodio y serie completa:

http://www.simonsays.com/specials/stephen-king-nishere/?bcpid=1659850666&bclid=1659879445&bctid=1670082224


Si no tuviste suficiente N., Marvel acaba de editar el primer cómic de esta historia. Será un arco de cuatro números donde podremos revivir los acontecimientos de la serie pero esta vez con más detalle, entre ellos, el origen misterioso de los campos de Ackerman.

Probablemente N. tenga más preguntas que respuestas pero tiene un ritmo adictivo, está brillantemente ejecutada y es definitivamente pavorosa.

8 es mejor que 5, yo, por si acaso, sigo contando.

En Venezuela no hay problemas sin solución porque “Dios es Bolivariano”. Por lo visto la máxima autoridad celestial es digno representante de la “revolución” encabezada por el Sr. Chávez, ya que los problemas no sólo permanecen sino que empeoran.

Desde finales de 2009 los apagones se han convertido el en plato del día del venezolano. La prolongada sequía que azota a la nación no ayuda a la ya complicada situación que vive el Gobierno del país petrolero cuyos esfuerzos han sido insignificantes en la disminución de la demanda y la solución técnica de la crisis.

El presidente Hugo Chávez decretó a principios de febrero la emergencia nacional eléctrica y ordenó a industrias, comercios y grandes consumidores residenciales rebajar en un 20% su consumo bajo amenaza de suspenderles el suministro.

No hay que ser economista ni muy estudiado para entender que esta medida solo genera más problemas. Muy contrario al optimismo rojo rojito, no es muy difícil deducir que habrá una contracción económica este año… para variar otro retraso financiero.

Chávez achaca el problema a un fenómeno climatológico ¿Once años en el poder para terminar echándole la culpa a El Niño? La ingenuidad de los chavistas no tiene límites.

Incluso con la llegada de una milagrosa temporada de lluvias, expertos creen que la crisis se podría prolongar en el 2011, ya que las represas podrían tardar un año en recuperarse y funcionar a plena capacidad.

Mientras tanto, el país entero vigila con velitas, santos, hechizos de la abuelita y rituales climatológicos el embalse Guri, el mayor del país, que se encuentra a pocos metros de la llamada “Zona de Colapso”, donde no habría suficiente agua para mover las turbinas y por ende “adiós luz que te apagaste”, literalmente.

El problema tiene muy poco que ver con el clima o la obra de “Dios Bolivariano”. La capacidad instalada de generación eléctrica en el país suma 23,600 mw, bastante por encima de la demanda, pero alrededor de un cuarto no está disponible por problemas de mantenimiento en las plantas y cuellos de botella en transmisión y distribución.

Ninguna de las maravillosas inversiones de la “revolución” está en tiempo, siendo el mejor ejemplo la colosal presa de Tocoma: siete años de retraso.

Chávez insiste en buscar salida con sus incondicionales soldaditos, imponiendo un general para cada obra que se la sacó del sombrero con todo y conejo. No pasa mucho tiempo para que se estrelle con la realidad y sus uniformados compliquen más la vida y el trabajo de los expertos.

Mientras pasa todo el alboroto, no se castiga a nadie por su ineficiencia y permanece la forzada oscuridad, Chávez y sus compinches tienen un solo culpable: usted, por hacer uso de la electricidad.

¿Por culpa de El Niño me decías?

Venezuela, que obtiene del petróleo el 94% de sus ingresos en dólares, ha reconocido que para hacer funcionar las nuevas plantas tendrá que utilizar barriles de fuel oil y diesel destinados a la exportación, lo que golpeará las finanzas de la petrolera estatal PDVSA.

Mientras un barril de diesel se vende actualmente a unos 90 dólares en los mercados internacionales, el precio en el mercado doméstico es inferior a 2 dólares, lo cual ni siquiera cubre los costos de producción.

El presidente Hugo Chávez no se ha atrevido a modificar en sus 11 años en el poder el precio de la gasolina.

El precio del combustible es un tema políticamente sensible en Venezuela desde que en 1989 un drástico incremento desatara una oleada de saqueos en Caracas que dejó cientos de muertos.

Peor aún, el problema eléctrico también está impactando otras industrias, como la siderúrgica y petroquímica, mientras PDVSA deberá hacer multimillonarios desembolsos para garantizar su autoabastecimiento de energía.

No conforme con esto, Chávez decretó feriado el lunes, martes y miércoles que se suman a los feriados del jueves y viernes por Semana Santa con el objetivo de ahorrar energía. Esta medida no es únicamente poco práctica y populista, ya que provocará una caída de la producción, sino poco efectiva ya que los mayores consumos de electricidad se registran en los hogares.

Ventiladores, aires acondicionados, refrigeradores, televisores, dvd’s y computadoras encendidas en semana santa son los principales terroristas del imperio que atentan contra la regularidad del servicio de dicho país y la tranquilidad del venezolano.

El problema eléctrico se puede resumir en algo mucho más simple y deprimente de lo que parece, se abrevia en una cualidad muy admirable y que escasea en Venezuela: Carácter, y mientras no llegue, no habrá arreglo.

“Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”
(Albert Einstein)